¡Yo quiero ser albañil!

Según mis padres, esta era mi frase preferida cuando tenía seis años. Al parecer, siempre que pasaba delante de una obra quedaba fascinada por la construcción de la misma y quería intervenir de alguna manera en ella. Por esta razón, tenían la idea de convertirme en albañil. A medida que va creciendo, te vas dando cuenta de la complejidad que entraña el hecho de convertirte en un albañil profesional. Para poder investigar sobre este tema, he investigado a la empresa especializada en el ámbito de la albañilería y pintura 24 horas de la página web http://reparacionesadomicilio24horas.es/.

La verdad es que he iniciado este curioso proyecto debido a que mis padres me han refrescado la memoria. Ahora yo trabajo como técnico informático en una empresa bastante bien posicionada… En un momento dado, estaba viendo la televisión con mis padres y empezó un programa en donde un grupo de albañiles se encargaban de hacer construcciones increíbles. Sin embargo, tardaba mucho tiempo en hacerlo y el esfuerzo era bastante considerable. Fue entonces cuando yo agregué el comentario de que no trabajaría de albañil ni, aunque me lo pagasen muy bien. Entonces mi madre me comentó la historia de que yo, cuando era pequeño, quería dedicarme a ello.

Quería comprender cómo había cambiado mi opinión durante mis años de crecimiento y, por ello, decidí hacer el trabajo de investigación para poder descubrirlo.

Me dado cuenta de lo comprometido que es el trabajo de albañil y, sobre todo, del gran esfuerzo que habría que realizar. Además, también hace falta tener conocimiento sobre la utilización de diferentes tipos de materiales por lo que, se confirma mis sospechas de que nunca sería capaz de trabajar en este empleo, ya no por falta de ganas, sino porque no tengo la “madera” necesaria como para desempeñar este tipo de actividad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *